Insuficiencia renal: Síntomas y tratamiento

INSUFICIENCIA RENAL

La insuficiencia renal ocurre cuando uno o ambos riñones no pueden funcionar normalmente. Los riñones eliminan los desechos en forma de orina del cuerpo. También equilibran el contenido de agua y electrolitos en la sangre al filtrar la sal y el agua.

La insuficiencia renal se divide en dos categorías:

Insuficiencia renal aguda:

Pérdida repentina de la función renal; puede ocurrir después de una lesión o envenenamiento

Insuficiencia renal crónica:

Pérdida lenta y gradual de la función renal; puede tomar años o incluso décadas para causar un daño notable

INSUFICIENCIA RENAL

Las causas comunes de la enfermedad renal incluyen:

Diabetes: el nivel alto de azúcar en la sangre puede dañar las nefronas

Presión arterial alta: la presión arterial alta severa puede dañar los vasos sanguíneos en los riñones

Síntomas

Algunas enfermedades renales comienzan sin ningún síntoma. A medida que la enfermedad avanza, se pueden desarrollar algunos de los siguientes síntomas:

Retención de líquidos

Manos y pies hinchados y entumecidos, picazón en la piel

fatiga, insomnio

Baja producción de orina o ausencia de producción de orina en casos severos, micción frecuente

Conciencia alterada

Pérdida de apetito, desnutrición.

Llagas, mal sabor de boca

Náuseas vómitos

Calambres musculares y espasmos

Dificultad para respirar

Hipertensión

Baja temperatura

Convulsiones, coma

Aliento con olor a orina

Tono de piel amarillento-marrón

Podemos diagnosticar sus síntomas mediante ultrasonido renal y pruebas de fluidos corporales.

Tratamiento de la insuficiencia renal

La mayoría de las enfermedades renales crónicas no son reversibles. Sin embargo, existen tratamientos que se pueden usar para ayudar a preservar la función renal en la mayor medida posible. En el caso de insuficiencia renal aguda, el tratamiento se enfoca en la enfermedad o lesión que causó el problema.

Medidas Generales

Restricción de líquidos

Hacer controles de peso diarios

Comer una dieta alta en carbohidratos y baja en proteínas

medicamentos

Los medicamentos utilizados en la insuficiencia renal aguda o crónica pueden incluir:

Diuréticos: para limpiar los riñones, aumentar el flujo de orina y eliminar el exceso de sodio del cuerpo.

Medicamentos para la presión arterial

Medicamentos para tratar la anemia.

Sulfonato de poliestireno de sodio o insulina en dextrosa para controlar los niveles altos de potasio

Medicamentos para controlar los niveles altos de fósforo

Diálisis

La diálisis es un proceso que reemplaza a los riñones y filtra los desechos de la sangre. Esto se puede hacer a corto plazo hasta que mejore la función renal o se puede hacer hasta que tenga un trasplante de riñón.

Transplante de riñón

Esta puede ser la opción correcta para algunos pacientes. Tener un trasplante exitoso depende de muchos factores, como la causa del daño renal y su salud en general.

¿Está usted en riesgo?

Los factores que aumentan su probabilidad de desarrollar insuficiencia renal incluyen:

Pielonefritis

Glomerulonefritis

Poliquistosis renal

Genética: poliquistosis renal y diabetes tipo 1

Raza: afroamericana

Hipertensión

Lupus u otras enfermedades autoinmunes

Uso a largo plazo de medicamentos para el dolor que contienen aspirina o medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) en dosis altas

Insuficiencia hepática, ictericia

Insuficiencia respiratoria

VIH

Cáncer

Cirugía a corazón abierto reciente

Cirugía reciente de un aneurisma de aorta abdominal

Condición que obstruye el flujo de orina

Agrandamiento de la próstata

Mantenga sus riñones sanos

Puede seguir los siguientes pasos para ayudar a que sus riñones se mantengan saludables por más tiempo:

Controle su presión arterial con regularidad. Toma medicamentos para controlar la presión arterial alta.

Si tiene diabetes, controle su nivel de azúcar en la sangre. Pida ayuda a su doctor.

Evite el uso crónico de analgésicos.

Si tiene una enfermedad renal crónica, es posible que deba limitar la cantidad de proteínas que come. Hable con un dietista.

Limite la cantidad de colesterol y sodio que consume.

Si tiene una enfermedad renal grave, limite la cantidad de potasio que come. Si sus riñones están fallando, obtenga ayuda de un dietista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *